No nos quedemos solo con las historias sobre las fabellas. Río de Janeiro es cada vez más atractivo y espectacular a medida que se conoce. Aprovecha cada segundo de tu viaje, déjate llevar por el fervor de los cientos de aficionados al fútbol y visita la bella y animada playa de Buzios. Será un viaje inolvidable.

Brasil

Río de Janeiro es la eterna ciudad de la música, el carnaval y las playas, donde podremos alternar los bellos paisajes y los paseos tranquilos, con otras actividades que nos lleven a descubrir lugares únicos y escondidos. ¿Quieres conocerlos?

  • Una de las excursiones imprescindibles en Río de Janeiro es la subida al Pan de Azúcar a unos 400 metros donde poder tener una espectacular vista a la bahía de Guanabara. Aunque el teleférico no es muy grande, caben alrededor de 90 personas. No tengas miedo a las alturas, merece la pena llegar hasta la cima.

Brasil Pan de Azúcar Teleférico

  • En Brasil se vive un auténtico fervor y pasión por el fútbol, por lo que resulta impactante poder vivir un partido para disfrutar del ambiente deportivo y de los apasionados al fútbol.
  • Río de Janeiro no sería lo que es sin su música brasileña. Toma un barco hasta Isla Grande, una de las principales islas de Angra do Reis un archipiélago de gran belleza a escasas dos horas de Río. En este tipo de cruceros de un día es habitual encontrarse con animación musical, después de un completo almuerzo en la que no faltan los buenos pescados y el marisco.
  • Imposible ir a Brasil sin visitar Buzios, una de las playas más hermosas de Río de Janeiro, y también de las más concurridas. Buzios está repleta de animados restaurantes y diversión. Aunque está a dos horas y media del aeropuerto de Río de Janeiro, su visita merece la pena solo por pasear por su paseo marítimo y descubrir la impresionante estatua de bronce homenajeando a Brigitte Bardot. Un auténtico Saint-Tropez brasileño.
  • Tampoco debes dejar en el tintero otras bellas playas como la de Copacabana, Ipanema o Leblon, en cuyos alrededores se celebran shows de capoeira y otras danzas típicas brasileñas.

Brasil Playa

  • Por último, el Cristo Corcovado, junto al que hay una capilla donde se puede apreciar una bella imagen de una virgen negra. Pero lo más espectacular llega en su cima donde se pueden divisar a la perfección los frondosos bosques de Tijuca y toda la ciudad de Río de Janeiro, una vista sobrecogedora y quizá una de las más bellas del mundo.

Brasil Cristo Corcovado

Descubre Brasil en Kuoni

Seguir leyendo: