¿Te imaginas que en medio del bello entorno de las islas Maldivas se encuentre una isla privada destinada al relax, el lujo y el placer? Maafushivaru es el paraíso para el disfrute en pareja de una romántica luna de miel donde poder sentirse casi como los dueños de nuestra propia playa privada. El sueño hecho realidad.

 

Imposible calificar de otro modo esta isla convertida en Resort vacacional. Una experiencia que estimula todos nuestros sentidos y que ofrece bellísimas estampas de playas paradisíacas y aguas cristalinas.

Maafushivaru está casi escondido entre las 1.196 islas que componen el archipiélago de las Maldivas. El clima tropical de este país insular ha dado forma a un entorno paradisiaco rodeado de agua azul turquesa, arrecifes de coral y románticas playas.

De tan sólo 500 metros de longitud, Maafushivaru está situada en el atolón de Ari Sur, a tan sólo 30 minutos en hidroavión desde la capital de Maldivas, Malé. Este precioso complejo turístico está compuesto por 50 villas decoradas con el clásico y exótico ambiente de las islas, pero con todos los accesorios modernos necesarios para disfrutar al completo de las instalaciones.

Todas las villas se encuentran sobre pilotes encima de la misma laguna azul, en plena playa, y cuentan con una terraza de madera privada. Las villas deluxe están limitadas bajo petición, y son perfectas para varias familias, ya que están en grupos de dos donde comparten una acogedora piscina con ducha de lluvia exterior. Ideal para usar en una noche estrellada.

Cada rincón desprende romanticismo y, mires donde mires, encontrarás una vista propia de las fotografías de postal. Un escondrijo perfecto al abrigo de las prisas, el estrés y el ruido de las grandes y aglomeradas ciudades.

¿Qué puedes hacer en Maafushivaru?

  1.        Desayunar, comer y cenar los mejores platos típicos y bebida de la zona, en una terraza al aire libre con hermosas vistas a la playa.
  2.        Practicar yoga o dejarse relajar por un masaje tailandés en el spa, una ducha de hidromasaje o un tratamiento de belleza en pareja.
  3.      Descubrir la fauna marina de la isla, desde tiburones hasta ballenas, con excursiones con un biólogo marino, hacer buceo, snorkel o excursiones en barco a la preciosa y diminuta isla vecina, Lonobu.
  4.       Si te queda tiempo, siempre puedes visitar el centro de la isla: su puerto, la lonja de pescado, la Mezquita Huskuru Miskiiy, el Parque del Sultán o la Plaza de la República.


Visite Maldivas con viajes Kuoni
Kuoni España

Seguir leyendo: