China es mucho más que el país de la Gran Muralla, de la Ciudad Prohibida, del ejército de Terracota en Xian, de los templos tibetanos, del Nepal o de la mundialmente conocida comida china. Hay muchas cosas que desconocemos de este exótico y único país, curiosidades que convierten su viaje en una experiencia extraordinaria.

Mujer china en el río Li

Todos los viajes suponen una puerta abierta a conocer nuevas costumbres y curiosidades de sus pueblos y sus gentes. Viajar a China dispara en los occidentales todo un abanico de novedades ante una cultura tan distinta y sorprende a la nuestra. Un viaje muy especial para todos aquellos que no han viajado a Asia.

A continuación os detallamos algunas de estas curiosidades y costumbres:

1. Los chinos son personas muy reservadas, tanto que a veces nos puede parecer que están enfadados. Es extraño encontrarnos en nuestro viaje con un chino que nos hable de él y de su familia, ya que son muy reservados, incluso entre ellos, por tanto mucho más con los extranjeros. Pero, al mismo tiempo, son un pueblo extremadamente educado y servicial que gusta de ofrecer al visitante una buena acogida.

China hombre

2. El pueblo chino está lleno de supersticiones y tradiciones, por ejemplo, da mala suerte ofrecerle un paraguas a alguien si está lloviendo ya que augura una pronta despedida o regalar un pañuelo ya que se asocia con las lágrimas y las tristezas. Si nos ocurriese algo de esto, siempre se podría disolver el mal agüero, si la otra persona nos devuelve una moneda a modo de pago.

3. No te preocupes si no sabes utilizar los palillos. Aunque es un gesto de buena educación, los chinos entienden que los extranjeros puedan usar cubiertos, siempre será más educado que utilizar las manos. La comida china siempre se servirá caliente, agridulce y muy especiada, compartiendo entre todos los comensales con la idea de “picotear” más que de comer.

China bol y palillos

4. La humedad en China puede resultar un poco incómoda y únicamente se combate con varias duchas a lo largo de la jornada. Tras un par de días, nuestro cuerpo se acabará aclimatando. También aliviará un paseo por alguno de sus hermosos y curiosos parques.

5. Regatear es todo un arte en el que deberás emplear técnicas del más puro teatro. Vence a la timidez y propón tu oferta. Ten por seguro que si no van a ganar dinero, no te lo venderán.

China mujer mercado

6. Otras costumbres que nos provocan curiosidad a los occidentales son las que tienen que ver con la  higiene. Los chinos suelen escupir a menudo en las calles, una costumbre que incluso las propias autoridades chinas están intentando evitar con la idea de preservar lugares emblemáticos como la Gran Muralla China en donde, en algunas zonas concretas, puede encontrarse suciedad provocada por los orines de los niños. Si visitamos China, debemos intentar dejar este aspecto en un segundo plano, tratar de no llevar sandalias y disfrutar de otros aspectos más seductores de esta cultura.

Descubra China con Viajes Kuoni

Seguir leyendo: , ,